Descripción del blog


Este blog educativo está dedicado a la Historia del Arte en general, y a la Historia de las Artes Decorativas y el Diseño en particular. Apuntes de Fundamentos del Arte I y II. Resúmenes de Historia de la Indumentaria. Cine en el Arte, Arte en el Cine. Todos los textos han sido escritos por la autora del blog, Ana Galván Romarate-Zabala. Si los utilizas, cita las fuentes. Todas las imágenes contenidas en esta web tienen exclusivamente una intencionalidad didáctica. Si alguna imagen empleada vulnera derechos de autor, puede solicitar la retirada del material que considere de su propiedad intelectual. El contenido de mis artículos puede ser descargado libremente, pero por favor, cite la procedencia. Imagen que encabeza el blog: Un Bar aux Folies Bergère, Édouard Manet, c. 1882. Courtauld Institut, Londres. Fuente de la imagen: Wikimedia Commons. Public Domain

miércoles, 26 de septiembre de 2018

0.2. LOS ORÍGENES DE LA INDUMENTARIA: LA PREHISTORIA

Fuente de la imagen: http://www.nhm.ac.uk/discover/first-britons.html


Fuentes y dificultades para su estudio. Los primeros indicios: desde el Paleolítico a la revolución neolítica. La Edad de los Metales. Adornos y Joyas

Fuentes y dificultades para su estudio

Las investigaciones arqueológicas de los diversos asentamientos humanos y las muestras artísticas que en ellos se han ido descubriendo son una prueba palpable de que la preocupación o necesidad por la indumentaria se esconde en la noche de los tiempos. Aunque en un principio los ejemplos no eran demasiado abundantes, el paso del tiempo y las nuevas investigaciones han ido sacando a la luz muestras evidentes de que la raza humana se protegió y cubrió su cuerpo desde épocas remotas. Aunque este tipo de indumentaria no pueda ser incluido dentro del concepto actual de Moda sí nos permite visualizar los primeros trajes o vestidos que el hombre consiguió crear utilizando las fibras animales o vegetales que, en cada caso, tenía a su alcance y que, ayudado de su inventiva, consiguió ir creando su propia indumentaria; indumentaria que podríamos considerar de tipo funcional, aunque no podemos desechar otras hipótesis.
Como sabemos, la mejor fuente para conocer la vestimenta de una época, cuando no han sobrevivido vestigios de la misma, es mediante el arte y los testimonios escritos. En el caso de la prehistoria contamos con pocos ejemplos –algún ejemplo testimonial, alguna imagen de pintura rupestre- y ningún texto.
Los documentales históricos nos proporcionan información interesante basada en estudios de expertos científicos y prehistoriadores que reconstruyen el aspecto y vestimenta de nuestros antepasados prehistóricos. Es frecuente, también que en los museos arqueológicos –como en los estupendos Museo Arqueológico de Alicante o el Nacional de Madrid- podamos contemplar imágenes alusivas a la indumentaria prehistórica. Y no debemos olvidar las publicaciones de divulgación científica sobre la prehistoria, donde encontramos referencias a la indumentaria y adornos de los homínidos de aquella larga etapa.

                                                                                       Recreaciones de un Neanderthal y su vestimenta


Publicación sobre los neandertales de José Luis Arsuaga, uno de los grandes divulgadores científicos sobre la prehistoria en general y Atapuerca en particular; Sala dedicada a la prehistoria y cuentas de collar y conchas del Museo Arqueológico de Alicante.

Por lo demás, el cómic y el cine han dado rienda suelta a la creatividad e imaginación para mostrar cómo pudieron ser esas prendas, siendo ejemplos representativos de ellos Los picapiedraThe flinstons- y las películas Un millón de años antes de Cristo con Raquel Welch de protagonista y En busca del fuego (J-J., Annaud,1981) una libre adaptación de la novela de Aisné, con diálogos creados por Anthony Burguess.


El Paleolítico

Con el término Prehistoria denominamos a la etapa de la evolución histórica en la que no han aparecido documentos escritos. Es un periodo muy amplio en el tiempo que comprende casi la totalidad de la presencia humana sobre la tierra.
Durante este período se completa el proceso de hominización, es decir, el proceso de evolución de cierto grupo de primates para llegar a ser seres humanos. Nuestra especie “homo” lleva en el mundo entre 2.5 -3 millones de años pero los primeros humanos anatómicamente modernos datan de hace c. 100.000 años (homo sapiens sapiens)

El Paleolítico o edad de piedra antigua, se desarrolla hace 600.000 años -10.000 años. Se divide en tres etapas: inferior, medio y superior, según la evolución tecnológica de los útiles o herramientas que utilizaban. El estilo de vida era nómada y depredador, basado en la caza y en la utilización de la piedra –el sílex- que se usaban como herramienta para trabajar la madera, el hueso, etc. Vivían en cuevas. Durante esta etapa ya surge el arte (cuevas de Altamira).


                                            Reconstrucción de un homínido habitante de Atapuerca (Burgos). Fuente: Diario de Atapuerca  

Las pieles animales fueron las primeras materias primas utilizadas por el hombre, ya desde el Paleolítico. Para poder ser utilizadas como elemento de abrigo requerían algún tipo de tratamiento. En efecto, en su elaboración distinguimos varias fases: se comenzaba desollando al animal con ayuda de un instrumento de sílex afilado. Para obtener la piel en una sola pieza cortaban el vientre siguiendo el eje que une la cabeza y la cola; a continuación se eliminaban los residuos con un raspador y para evitar que las pieles se endurecieran, se humedecían y golpeaban repetidas veces. Si les añadían aceite o grasa se mantenían flexibles durante más tiempo. Posteriormente, a través del ácido tánico (contiene tanino) que obtenían macerando la corteza de ciertos árboles –robles y sauces sobre todo-, conseguían que las pieles fueran flexibles e impermeables, cortándose según la forma que quisieran antes de ser cosidas con agujas de marfil o hueso. También durante el Paleolítico Superior realizaban fibras vegetales, siendo su elaboración un proceso mucho más sencillo que el realizado con las pieles.  Fundamentalmente eran cuerdas que luego utilizaban como sistema de sujeción y transporte y también para elaborar prendas de vestir.

          Agujas paleolíticas; detalle de la Venus paleolítica de Brassempouy (Francia). Tallada en marfil, luce una especie de tocado-redecilla vegetal. (c. 22000 a de C)

La revolución neolítica

Cuando se analiza la etapa neolítica se considera que fue una verdadera revolución, ya que fue enorme el cambio que supuso el paso de sociedades nómadas, dedicadas a una vida depredadora, basada en la caza y pesca, frente al Neolítico que implicó que el hombre se hiciera sedentario y se dedicara a la agricultura y domesticación de animales como el cerdo o el perro. Es en ese contexto “revolucionario”, cuando surgen grandes inventos para la humanidad como la cerámica o las artes textiles, gracias a la invención de los telares. Paulatinamente se fueron sustituyendo las pieles, que no desaparecieron totalmente, por telas realizadas en lino como material más habitual. El empleo del algodón fue mucho más reciente ya que no se difundió en el Mediterráneo hasta el 700 a de C. Conocemos varios ejemplos de telares neolíticos –como los hallados en Suiza, por ejemplo- Son en esencia, dos vástagos o ramos tiernos de madera clavados en el suelo y rematados en forma horquillada, sobre los que descansa una tercera pieza horizontal en la que se enrollan los hilos de los que, para que permanezcan tensos, se cuelgan pesos diversos, permitiendo así el entrecruzamiento de hilos mediante el paso de una lanzadera. Los hilos que se disponen en forma paralela y tirantes forman la urdimbre mientras que los que se cruzan perpendicular y transversalmente constituyen la trama de un tejido. En esta forma de cruzar los hilos se puede observar una clara concomitancia con las labores de cestería prehistóricas, de cuya técnica es muy posible que derive. Las piezas neolíticas y de las edades del metal que nos han llegado son de reducidas dimensiones. Ya desde el neolítico se teñían las telas, habitualmente con colorantes de origen vegetal. Se han hallado ejemplos en tonalidades amarillas, rojas, azules...



                                          Reconstrucción vestimenta neolítico; un telar prehistórico; un detalle de tela de lino del neolítico




                                                       Fuente: el diario de Atapuerca: http://www.diariodeatapuerca.net/Untelarprehistorico.pdf

                   Sandalias neolíticas de esparto provenientes de la Cueva de los Murciélagos (Córdoba. Luis García, Creative commons). Zapato de piel de la Edad de Bronce encontrado en Holanda



                                                                                         Fuente: el diario de Atapuerca



                                                                                               Fuente: el diario de Atapuerca



Las pinturas neolíticas rupestres de Cogull, Lérida son los ejemplos más antiguos conocidos de representación de indumentaria en la Península Ibérica; detalle de –hasta el momento- la tela más antigua hallada en Gran Canaria, en la cueva de Gáldar (c. Siglo XV-XVI)


En las pinturas parietales de finales del Paleolítico y del Neolítico del Levante español encontramos testimonios de mujeres vestidas con faldas acampanadas y largas. En las pinturas de Valltorta (Castellón) aparecen también figuras masculinas con diversos tocados, plumas y cintas en la cabeza, tronco y extremidades.

La Edad de los Metales

La Edad de los Metales es la etapa posterior al Neolítico, se desarrolla a partir del IV-III milenio. Se divide en Edad del Cobre, Edad del Bronce y Edad del Hierro. En este periodo el hombre accede a estos metales: la utilización del metal es buena prueba de sociedades más desarrolladas, en la que aumentan los intercambios comerciales. Supone un gran avance de la economía.
Con los inicios de la Edad de los Metales asistimos a la incorporación de la lana como material utilizado por el hombre prehistórico para la elaboración de sus tejidos y a la difusión de las joyas entre los sectores más poderosos de la sociedad.


Entre los ejemplos más relevantes que nos han llegado de indumentaria de la Edad de los Metales, concretamente de la Edad del Cobre (cuarto milenio a. de C.), destaca Ötzi, el hombre que vino del hielo.
Ötzi es el nombre con el que los arqueólogos denominaron a los restos humanos de una momia congelada en los Alpes. Es una de las momias más antiguas del mundo. Se denomina así porque su descubrimiento fue cercano al valle de Ötz, entre Austria e Italia. Fue hallada en 1991.

            Indumentaria, útiles y herramientas que Ötzi llevaba consigo. Fuente de la imagen: iceman.it


Hasta ese momento, nunca se habían encontrado restos humanos tan antiguos con una indumentaria bastante completa y con varias pertenencias personales. 
La vestimenta cubría su pecho, también llevaba un gorro de piel, pantalones, un taparrabos,  un cinturón,  un par de zapatos y una capa hecha de hierba o paja. 
Ninguno de sus ropas estaban hechas con un tejidos. Procedían de pieles de animales y fibras vegetales. Han sido restauradas en el Römisch-Germanisches Zentralmuseum de Mainz (Maguncia),  Alemania.

Reconstrucción de la indumentaria de Ötzi. Fuente de la imagen: http://www.age-of-the-sage.org/archaeology/otzi_the_iceman.html

Adornos y Joyas

Se piensa que hacia el 30000 antes de Cristo los homínidos adornaban sus cuerpos con pendientes y collares, no sólo como posibles talismanes para una caza fructífera, sino también como forma de decoración. E incluso que pintaban y maquillaban sus cuerpos. La pintura corporal –como en los aborígenes australianos- debía tener una parte importante en la indumentaria como forma de ornamentación.
Las imágenes de los primeros cuidados del cuerpo femenino se han producido en grabados rupestres escandinavos descubiertos en grutas cercanas a Oslo (Noruega). En ellos aparece una mujer que embadurna su cara con ¿grasa de reno? animal que aparece representado junto a ella.


Nuestro conocimiento de la joyería en la prehistoria depende casi enteramente de piezas que estaban enterradas en las necrópolis con sus difuntos o escondidas durante tiempos de guerra. Inevitablemente, revelan sólo una fracción de lo que pudo haberse llevado en este periodo. Y es que en la Prehistoria, como también en la etapa de la Antigüedad, las joyas presentan con frecuencia un valor simbólico-ritual apotropaico y de prestigio no exento del deseo de adornar el cuerpo mediante objetos que consideraban bellos. Formaban parte de los ajuares funerarios acompañando al difunto para la vida del más allá. Encontramos, así, enterramientos “alhajados” con diademas, collares, anillos o brazaletes realizados con piedras de colores, huesos y dientes de animales o conchas marinas. Andando el tiempo, estas tipologías serán realizadas en oro, plata u otros metales.

Enterramiento argárico de Herrerías, Granada. Bronce Medio (hacia el 1500 a.C.). Museo Arqueológico Nacional;
Restos de un cráneo con diadema de plata de la cultura de El Argar (Sepultura femenina nº 62), Bronce Pleno en el sur de España.


El oro fue el principal metal utilizado, como lo será también en la etapa de la Antigüedad. Se valoraba su brillo y color, así como su maleabilidad. La plata empezará a utilizarse a partir de la Edad de Hierro, su aparición es más tardía que la del oro.

                    Collar de la Edad de Bronce; collar de un neandertal con restos de policromía; brazaletes de la Edad de Bronce

En adornos y joyas habría que esperar a Mesopotamia y Egipto para encontrar diseños más elaborados, pero en la Edad de los Metales hay ya ejemplos de un lujo y refinamiento muy sofisticado. Así por ejemplo, en Stonehenge (Inglaterra) –Edad de Bronce-, donde se han hallado objetos cónicos a modo de botones realizados en azabache, brazaletes de bronce ribeteados en oro,  pendientes etc.



PARA SABER MÁS

Blog del profesor Pablo Pena http://historiadeltraje.blogspot.com
Sitio web del Museo de Evolución humana de Burgos http://www.museoevolucionhumana.com/es
Sitio web de Atapuerca http://www.atapuerca.org
www.diariodeatapuerca.net
Museo Arqueológico Nacional MAN: http://www.man.es/man/home.html
Joyería y orfebrería de la Prehistoria en Galicia, Lugo, 1996. http://www.oocities.org/rainforest/1185/prog9596.htm
Ötzi, el hombre que vino del hielo: http://artpower-ana.blogspot.com/2015/09/la-indumentaria-en-la-prehistoria-otzi.html