Descripción del blog


Este blog educativo está dedicado a la Historia del Arte en general, y a la Historia de las Artes Decorativas y el Diseño en particular (indumentaria, joyería, cerámica…). Moda en el Arte, Arte en la Moda. Todos los textos han sido escritos por la autora del blog, Ana Galván Romarate-Zabala. Si los utilizas, cita las fuentes. Como la figura mitológica de Cassandra, este blog aspira a la verdad, aunque sin pretensiones proféticas.
Todas las imágenes contenidas en esta web tienen exclusivamente una intencionalidad didáctica. Si alguna imagen empleada vulnera derechos de autor, puede solicitar la retirada del material que considere de su propiedad intelectual. El contenido de mis artículos puede ser descargado libremente, pero por favor, cite la procedencia. Imagen que encabeza el blog: Las rosas de Heliogábalo, Lawrence Alma-Tadema, 1888, colección Pérez Simón.

viernes, 30 de enero de 2015

EL ARTE DE VANGUARDIA (II): El CUBISMO. RECURSOS EN RED



El Cubismo fue un movimiento de vanguardia verdaderamente revolucionario que tuvo enormes repercusiones en el ámbito artístico durante el siglo XX. 
Surgió en Francia ligado a dos artistas: uno español, Pablo Picasso y otro francés, Georges Braque. Fue una corriente pictórica de carácter formalista, es decir, les interesa la pintura desde el punto de vista formal, de las formas, sin ningún tipo de implicaciones políticas o sociológicas. Realizarán obras de carácter experimental, buscando nuevas formas de expresión.  Pese al aspecto de algunos cuadros cubistas la forma siempre fue respetada, no cruzando nunca el umbral de lo abstracto.
El término cubismo fue acuñado por el crítico francés Louis Vauxcelles, el mismo que había desdeñado a los fauvistas motejándolos de fauves (fieras); en el caso de Georges Braque y sus pinturas de  L´Estaque, Vauxcelles dijo, despreciativamente, que era una pintura compuesta por «pequeños cubos». Se originó así el concepto de «cubismo». Su fase de máximo esplendor se produce entre los años 1909-1911. Los pintores más  representativos del Cubismo fueron Picasso, Braque y el madrileño Juan Gris.          
                                 

Georges Braque, L´Estaque, 1908

Picasso, Horta del Ebro, 1909

La base de este movimiento de vanguardia fue el pintor posimpresionista Cézanne, quien ya había intentado “tratar la naturaleza en términos de cilindros, conos y esferas” y también en el arte primitivo (arte africano, oceánico etc.) 

Paul Cézanne, la montaña Sainte Victoire, 1904
Picasso o la fascinación del arte de vanguardia por el arte primitivo, africano o simplemente, anticlásico. Fotografía del artista en su estudio

Estos artistas reaccionaron inicialmente contra la brillantez cromática de los expresionistas, y por eso redujeron la gama cromática a un repertorio de grises, pardos, marrones y tonos verdosos. Los temas abarcan desde retratos y naturalezas muertas urbanas hasta paisajes, etc. Picasso decía “pinto las cosas como las pienso, no como las veo”. 
Abandonaron la belleza clasicista. El cubismo rompió con el sistema artístico heredado desde el Renacimiento, un sistema que se basaba en la imitación de la realidad, vista y representada a través de la perspectiva. 
Juan Gris, El libro, 1911
Características generales del Cubismo:
a. Rechazo del modelado clásico y de la perspectiva.
b. El cubismo trata las formas de la naturaleza mediante “cubos”. Se tiende así a una geometrización, esquematización y simplificación de las formas. Aunque se aproximan a la abstracción, no llegan a desarrollarla totalmente.
c. El cubismo pretende representar la “cuarta dimensión” de los objetos. La cuarta dimensión vendría a ser la suma de todas las perspectivas. Los cubistas tratarán de representar los objetos uniendo los diferentes puntos de vista. En un cuadro cubista una persona puede aparecer de frente y de perfil. Multiplican los puntos de vista, apareciendo con ella la cuarta dimensión. Yuxtaponen unos planos encima de otros.
d. Existe una primacía total de la línea y de la forma, puesto que se trata de crear volúmenes, en detrimento de la luz y el color.

Pablo Picasso, Las señoritas de Aviñón, 1907
El punto de partida del cubismo fue el cuadro de Pablo Picasso LAS SEÑORITAS DE AVIÑÓN (1907), que representa a cinco prostitutas en un burdel de la calle Aviñón de Barcelona. 
Se ha señalado que la pintura de vanguardia nació en Francia en 1907 con este revolucionario cuadro. Es además, la obra germinal del lenguaje cubista. 
Más sorprendente que el tema –que nos retrotrae a los desnudos renacentistas y barrocos- fue su técnica de grandes planos de color quebrados; no hay separación clara entre las líneas que delimitan las figuras y las que dibujan los elementos del entorno. La sensación de profundidad es escasa y todo parece más bien un bajorrelieve de configuración arbitraria. 

En origen, la composición de las Señoritas está relacionada con las últimas Bañistas de  Cézanne y con obras de él derivadas, como las de Matisse Alegría de vivir y Lujo, calma y voluptuosidad, a la que trata de oponerse conceptualmente; pero sobre todo está influida directamente por la estética antiacadémica de la escultura arcaica griega, egipcia, ibérica y negroafricana. 
Es patente la influencia del arte del antiguo Egipto en la figura de la izquierda, mientras que el arte ibérico influye en el modelado de las cabezas.
El gran valor del arte africano era que integraba figura y espacio en un mismo término. El espacio no es ya un contenedor estático de figuras, sino que puede ser sujeto de deformaciones, exactamente igual que ellas; o sea, se convierte en forma dinámica. La figura, gracias a la multiplicidad de planos, puede verse de frente, de perfil y de espaldas a un tiempo, como la mujer en cuclillas de la derecha, con lo que se rompe el sentido del volumen y la perspectiva tradicional. 
Cuando mostró Las señoritas a sus amigos quedaron extrañados, con excepción del marchante Daniel Henri Kahnweiler. Permaneció arrinconado hasta que en 1920, sin haberlo visto siquiera, lo compró el coleccionista Jacques Doucet. En 1925 fue publicado por los surrealistas y en 1937 se expuso por vez primera. 
Esta obra capital del arte contemporáneo es una de las principales atracciones del Museo MOMA de Nueva York.

El cubismo tuvo dos fases: el cubismo analítico y el cubismo sintético. Después del momento inicial se fragua el Cubismo analítico (1910-1912): es el más críptico de todos, donde forma y fondo se entremezclan, se confunden. Las formas y las figuras están tan fragmentadas y descompuestas que se hacen irreconocibles. Los objetos se descomponen estructuralmente, se fragmenta el tema en todos los puntos de vista posibles, utilizando una gama cromática muy limitada, casi monocroma. Los colores en este momento no interesaban pues lo importante eran los diferentes puntos de vista y la geometrización.



Pablo Picasso, guitarrista, 1910, ejemplo de Cubismo analítico

Entre 1912-1914 aparece el Cubismo sintético: los cuadros empiezan a  perder el aspecto fragmentado y la realidad se reconstruye a base de planos de color. Los objetos se pueden ver desde diferentes puntos de vista, desde dentro y desde fuera. El cubismo sintético lo inició Braque al poner papel collé pegado directamente en la pintura. Surgió así el collage. Estas obras son más sencillas y parecen estar ensambladas, formadas por diversos materiales cotidianos como tiras de papel de periódico, cajetillas de cigarros o cajas de cerillas.
Georges Braque, naturaleza muerta con Gillete, 1914, ejemplo de Cubismo sintético

El Cubismo tuvo pronto múltiples seguidores y su influencia fue mucho más allá del cubismo. De hecho no ha habido ningún movimiento vanguardista que haya realizado alguna aportación formal desde entonces, que, de alguna manera no haya partido del cubismo, el genuino punto de arranque de todo el arte de vanguardia del siglo XX. Las repercusiones del cubismo en el la decoración de Interiores se plasmarían en el Art Déco, en la Bauhaus y en el Neoplasticismo holandés (grupo De Stijl). 
El comienzo de la Primera Guerra Mundial fracciona el cubismo, que seguirá subsistiendo en experiencias como el  Purismo, el Constructivismo ruso o el llamado Cubismo órfico con Delaunay o en la obra del francés Fernand Léger.
El cubismo es esencial como movimiento pues da pie al resto de las vanguardias europeas del siglo XX. Fue el francés Apollinaire quien lo adaptó en la literatura. Busca recomponer la realidad mezclando imágenes y conceptos al azar. Una de sus aportaciones fue el caligrama. Igualmente, en defensa de la pintura cubista escribió Los pintores cubistas (1913).


RECURSOS EN RED:

Sobre el Cubismo:
El Cubismo en el MET
El Cubismo en Art History Archive
Los pintores cubistas en la web de Enseñ-arte
Pinceladas de Picasso en el blog de Paco Hidalgo: Torreherberos

Sobre Picasso:

Museo Picasso (I) 
Museo Picasso (II) 
Museo Picasso (III) 
Fundación Picasso

Entradas en mi blog sobre el Cubismo y Picasso:
Introducción al Cubismo y a Picasso.
Las Señoritas de Aviñón o la ruptura del paradigma clásico.