Descripción del blog


Este blog educativo está dedicado a la Historia del Arte en general, y a la Historia de las Artes Decorativas y el Diseño en particular (indumentaria, joyería, cerámica…). Moda en el Arte, Arte en la Moda. Todos los textos han sido escritos por la autora del blog, Ana Galván Romarate-Zabala. Si los utilizas, cita las fuentes. Como la figura mitológica de Cassandra, este blog aspira a la verdad, aunque sin pretensiones proféticas.
Todas las imágenes contenidas en esta web tienen exclusivamente una intencionalidad didáctica. Si alguna imagen empleada vulnera derechos de autor, puede solicitar la retirada del material que considere de su propiedad intelectual. El contenido de mis artículos puede ser descargado libremente, pero por favor, cite la procedencia. Imagen que encabeza el blog: Las rosas de Heliogábalo, Lawrence Alma-Tadema, 1888, colección Pérez Simón.

domingo, 13 de mayo de 2012

ARTE Y CINE: "RECUERDA" DE HITCHCOCK


Saludos,
Entre mis directores de cine favoritos, junto a Kubrick, Lubitsch o John Ford, se encuentra el "mago del suspense", el genial Alfred Hitchock. Sus películas me parecen un canto a la inteligencia y me apasionan aunque las haya visto mil veces, un suponer.
Me gusta especialmente "Recuerda" (1945), llamada en inglés Spellbound, que podríamos traducir como hechizado o embelesado. No sólo es una bellísima historia de amor entre una Ingrid Bergman y un Gregory Peck inconmensurables, sino que me gusta por la magia, el suspense y el ¡arte! que desprende. Y es que en algunas secuencias -ligadas al mundo de los sueños- los diseños fueron hechos por el genial pintor surrealista, Salvador Dalí. Conviene recordar que lo onírico fue una constante en el arte surrealista, cuestión que aparece una y otra vez en las obras de Dalí. Puro psicoanálisis freudiano.
Os dejo varias imágenes de sus escenografías en esta película y un enlace de youtube. Si aún queréis más, esta tarde la podéis ver en el canal Intereconomía dentro del programa "Lágrimas en la lluvia". ¡No os la perdáis!






Esta escena es todo un homenaje a Buñuel: